miércoles, mayo 10, 2006

La tele y los niños

Cuando un niño quiere ver la televisión y coge el control remoto, ya se imagina usted que es lo que ve . Lo primero que encontramos en este medio de comunicación es nuestra realidad. También le falta un conector.
La televisión es algo mas que un simple aparato que nos informa, es también el escenario donde se puede dar una relación entre sociedad e individuo; si nos ponemos a analizar lo que la televisión, encontramos que esta encierra , lo positivo y lo negativo. Frente a nosotros tenemos un genero que copia demasiado y no se preocupa por experimentar nuevas alternativas, preocupándole solo el rating, sin importarle hacer lo que sea por alcanzar la cima de este..
Vemos desde peleas en escenarios que o mucha gente le llama la atención, hasta groserías, desnudos, espectáculos violentos, sexo en vivo y mucho mas que hace que nuestros valores y la dignidad de muchos de nosotros decaiga mas y mas.
Hay diferentes programas, pero en todos seguiremos encontrando a los mismos payasos con una careta y vestuarios diferente. ¿Pero porque este medio se ha empobrecido de esta manera?¿Se ha preguntado alguna vez eso? pues la respuesta es simple y muy sencilla ¿No cree usted que es porque estamos acostumbrados a esto? Es parte de nosotros , a la gente le llama la atención. Sus valores han decaído y no le queda otra que enfrentar esto, y le parece incluso divertido ver a la gente gritándose groserías y golpeándose.
Pero, sin embargo, la televisión también entretiene, de otra manera con programas de concursos, aunque estos no son del todo buenos, son copias de programas anteriores que tuvieron un buen rating y gusto a muchos.
La televisión no es del todo mala porque contiene programas para educar , tenemos los noticieros, los programas de otros países, sobre la vida animal, los programas de concurso se premia el grado de conocimiento, “nadie sabe para quien trabaja” , “quienes ser millonario” “saber y ganar”, que son copia de lo alguna vez fue el programa “lo vale el saber” de Pablo Mandelengoita.